Rinden honores al Señor del Veneno en su día

Desde la fe

El  19 de octubre de cada año, se celebra la fiesta de la milagrosa imagen del Señor del Veneno en la Catedral Metropolitana de México con una solemne Misa, a la que acuden cintos de fieles devotos.

En agradecimiento al también llamado “Cristo Negro” por los favores recibidos, los fieles le ofrecen cirios, flores y artículos de despensa para repartir a los más necesitados de la comunidad. Los devotos que acuden a Misa con imágenes y crucifijos del Cristo de tez negra y pies recogidos, al que solicitan todo tipo de gracias, en particular sanaciones.

La imagen del Señor del Veneno está fabricada de pasta de caña a modo de una técnica indígena muy antigua. El Cristo, del siglo XVIII, se encontraba en la capilla del Seminario de Porta Coeli de la ciudad de México, pero tras ser clausurada al culto público en 1935, fue trasladada a la Catedral de México. Desde entonces, miles de fieles sienten curiosidad y admiración por esta escultura.

Quienes frecuentan la imagen aseguran que el Señor del Veneno “absorbe” sus padecimientos, infecciones y dolores. Por ello, al término de la celebración, cinco devotos expusieron su testimonio de los milagros recibidos, entre ellos un joven, quien agradeció a Dios la sanación de su esposa a la que los médicos habían desahuciado.

Localización

La imagen del Señor del Veneno se ubica cerca de la entrada principal de la Catedral, en el Altar del Perdón